:::: MENU ::::
Noticias comercio electrónico

El marketing del color o por qué influye tanto el color en las decisiones de compra

Para las marcas, el hecho de vender productos y servicios se sustenta en un pilar básico: el arte de la persuasión. Para persuadir al cliente de comprar un determinado producto o servicio, existen múltiples “artimañas”, pero son las de tipo visual las que conquistan casi siempre en último término al consumidor. Entre todas esas “artimañas” visuales, destaca el color, clave para llevar al cliente al terreno de la marca. La importancia del color en las marcas es reflejada por Kissmetrics en una infografía en la que destacan los siguientes datos:

– A la hora de aproximarse a un nuevo producto, el 93% de los consumidores tiene en cuenta la apariencia visual, el 6% se fija en la textura, y sólo el 1% en el olor.

– El 85% de los consumidores considera el color un factor primordial a la hora de comprar un producto en particular.

– El color aumenta el reconocimiento de marca en un 80%.

– El amarillo es un color optimista y joven que es utilizado a menudo por las marcas para llamar la atención al consumidor desde los escaparates.

– El rojo crea sensación de urgencia en el consumidor y se emplea normalmente durante los periodos de rebajas.

– El azul transmite la sensación de confianza y seguridad y está a menudo vinculado al sector bancario y financiero.

– El verde es un color asociado con el dinero que tiene un efecto relajante sobre el consumidor.

– El naranja se emplea habitualmente para realizar llamadas a la acción al consumidor.

– El rosa es percibido como un color romántico y femenino y se usa, por lo tanto, para comercializar productos dirigidos específicamente a la mujer y a las adolescentes.

– El negro es un color poderoso y elegante que se utiliza a menudo en la comercialización de marcas de lujo.

– El púrpura tiene un efecto relajante y tranquilizante sobre el consumidor y es habitual en los envases de productos anti-edad.

– El rojo, el naranja, el negro y el azul eléctrico suelen atraer a los consumidores impulsivos, y están presentes habitualmente en los restaurantes de comida rápida, en los outlets y los establecimientos en periodo de rebajas.

– El azul marino y el verde atraen a los consumidores con poco presupuesto y son comunes en los bancos y los grandes centros comerciales.

– El fucsia, el azul claro y el rosa son un imán para los consumidores más tradicionales y suelen estar muy presentes en las tiendas de ropa.

– El color no es el único factor que influye en las decisiones de compra. En las decisiones de compra en internet, son también importantes el diseño de la tienda online, la rapidez de la web, y las palabras utilizadas para describir los productos.

marketingdirecto.com